Tipos de cajas fuertes: sus características y la opinión de los usuarios mas jovenes

Muchas veces, dejar el dinero que hemos estado ahorrando en un cajón o dentro de un libro, puede no ser la mejor opción si lo que pretendemos es que nadie que pueda entrar a la casa dé con él y termine robándolo. Pues bien, en esos casos lo que nuestros cerrajeros certificados suelen recomendarle a los clientes es que coloquen una caja fuerte en su vivienda, teniendo en cuenta que se trata de la opción más segura en este tipo de casos.

En efecto, esta solución que proponemos no es válida únicamente para casas de familia, sino que también podemos aconsejarte que nos llames para instalar una caja fuerte en tu local comercial o en tu oficina, si es que en estos sitios guardas elementos de valor.

Si nunca antes habías pensado en la compra o instalación de una caja fuerte, tienes que saber que existen dos preguntas claves que te harán nuestros especialistas cuando llames por teléfono para solicitar un presupuesto barato que nos distingue: ¿qué vas a guardar en la caja fuerte? Y ¿dónde tienes pensado instalarla en tu vivienda?

A partir de las respuestas que nos des al respecto, es que tendremos la posibilidad de concretar una cita en tu vivienda, y analizar cuáles son las mejores opciones que tienes a disposición.

Por ejemplo, las cajas fuertes empotradas son una de las soluciones que muchos jovenes escogen en estos tiempos, y tienen la ventaja de que pueden colocarse tanto dentro de un armario como en una pared o muro, quedando totalmente ocultas. Eso sí, debes tener en cuenta que necesitan de espacio, motivo por el cual casi siempre se tienen que realizar obras en tu vivienda para que puedan ser colocadas, y éste no es un detalle menor.

Las cajas fuertes empotradas se dividen a su vez también por el tipo de seguridad que ofrecen, ya que las podemos encontrar de llave, electrónicas o de rueda, y eso modifica no sólo el nivel de tranquilidad que obtendremos, sino también cuánto hay que pagar por ellas. Lo esencial, en cualquier caso, es que el frontal de estas cajas fuertes nunca quedará a la vista, por lo que difícilmente un ladrón pueda llegar a encontrarla. ¿Y cuánto cuesta este tipo de cajas fuertes? Pues bien, tienen un valor aproximado de 300 euros.

Luego tenemos también las cajas independientes, que como su nombre bien lo indica podríamos decir que van sueltas, en cualquier sitio donde el joven quiera colocarlas. La gran ventaja que tienen estas cajas fuertes es en primera instancia que podemos moverlas si lo consideramos necesario, y luego, que no harán falta obras de ningún tipo para colocarlas. Incluso, hay algunas resistentes a las llamas.

Determinadas compañías, como Fichet-Bauche, cuenta además con modelos especiales de cajas de seguridad, que disponen de una pared doble, lo que les otorga un mayor espesor, y como consecuencia de ello, es mucho más difícil poder vulnerarlas. Si tienes elementos que consideras irreemplazables, probablemente sea una buena alternativa para ti. Claro que también son más costosas, pues pueden llegar hasta los 700 euros.

En cualquiera de estos casos, volvemos a la recomendación inicial, y es que cuando vayas a instalar una caja fuerte en tu vivienda, primero que nada te pongas en contacto con nuestros cerrajeros profesionales, que te brindarán el asesoramiento necesario en este tipo de casos, para asegurarte de que tus elementos de valor estén debidamente protegidos.